Hay ciertos comportamientos animales que despiertan escalofríos. Muchos de ellos vienen precedidos por motivos funestos o misteriosos que vaticinan la muerte en la mayoría de los casos. Esta es su historia.

 

Casi todos los que poseen una mascota  son conscientes que en más de una ocasión,  éstos se comportan como si intuyeran lo que van a hacer o qué va a pasar. Un ejemplo histórico sobrecogedor es el de Sir Winston Churchill, que se encontraba enfermo y en cama atendido por sus médicos. Una noche, cuando ya estaba fuera de peligro, su gato empezó a maullar para salir de la habitación. Al día siguiente el mandatario ameneció muerto. El gato había presentido su muerte mejor que los doctores.

 

Pero no sólo las mascotas domésticas poseen este escalofriante sexto sentido.

 

Estos son sólo algunos ejemplos que se relatan de animales y su experiencia como videntes de una muerte cercana.

 

Lechuzas



Los graznidos de la lechuza anuncian el rápido fallecimiento de una persona si revolotea alrededor de las ventanas o se posa en el tejado de la casa.



 



Mariposas negras



En muchas culturas politeístas de la antigüedad creían que las mariposas negras, debido a su color y al ser animales que se alimentaban por la noche tenían relación o eran utilizados por dioses malignos y brujas para llevar a cabo sus hechizos o venganzas.



Debido a esto se arraigó la creencia de que si uno de estos animales entraba en una casa era un anuncio de una muerte inminente en dicha casa.



Gallinas



Alguien morirá en esa casa si se escucha a una gallina imitando el canto de un gallo.



Si un gallo se comunica con una gallina, es señal de que va a morir con una soltera. Si lo hace con dos gallinas es señal de que el fallecimiento va a ser de un matrimonio.



Murciélagos




Si un murciélago golpea por la noche con sus alas las ventanas de la habitación en la que se encuentra un enfermo, éste morirá esa misma noche.



También un enfermo morirá ese mismo día si ve a un búho blanco.



Perros



Cuando el perro aúlla, es porque ha visto un ánima.



Pájaro Calandria



Según el mito si colocamos a este pájaro delante de un enfermo, si éste lo mira el pájaro se llevará la enfermedad; pero si éste no lo observa morirá seguro.